Cogeces del Monte es a la luz de la arqueología, morada del hombre desde hace milenios, concretamente desde los tiempos del Paleolítico hasta nuestros días. El lote de hachas de piedra tallada y de otros instrumentos recuperados evidencian ese pasado remoto. También se ha constatado el paso de Roma por el término de Cogeces del Monte en numerosas monedas, entre las cuales había denarios de plata, y las invasiones bárbaras a comienzos del siglo V.

Los musulmanes derrotaron al Reino visigodo de Toledo y se adueñaron seguidamente de la península ibérica, la cuenca media del Duero y, por tanto, el emplazamiento de Cogeces del Monte, pertenecieron de manera sucesiva al Emirato de Córdoba, a la corao provincia de Toledo, al Califato cordobés y por último a Medinaceli.

Durante la Reconquista, la muerte de Almanzor, el epílogo desastroso que los hijos de éste pusieron a la dictadura paterna, la desaparición del Califato y de su máxima autoridad, el califa Hisham III en 1030, y la conquista de Toledopor el rey Alfonso VI de León el año 1085, hicieron desaparecer el azote musulmán de la meseta Norte, trasladaron la frontera del Duero a la cuenca del Tajo, e impulsaron el resurgir espléndido de la Extremadura castellana y, por tanto de las tierras de Peñafiel y de Cuéllar a la que permaneció ligada Cogeces del Monte durante siglos.

*Fuente Wikipedia